Imagen de una curva de crecimiento de la inflación

¿Quieres dominar la inflación?

Aplica tecnología. La inflación no nos da tregua desde hace ya tiempo. El IPC se dispara en septiembre hasta el 3,5%, con datos del INE, sobre todo por el encarecimiento de la electricidad y los carburantes y, según el Banco de España hasta 2025 no veremos una caída significativa. Agotador. Otra vuelta más en el ciclo crece inflación-me suben los costes-subo precios-sigue subiendo inflación-suben todavía más los costes-vuelvo a subir precios-me caen las ventas-baja el beneficio.

En este círculo infernal están hoy en día muchas empresas, especialmente afectadas aquellas cuya evolución de los costes está ligada a la inflación. Una forma altamente efectiva de romper estas dinámicas perversas es cambiar estructuralmente alguno de tus procesos, particularmente uno que sea muy consumidor de recursos: ¿Cómo puedo hacer las cosas de una forma distinta que, sin perjudicar el servicio que presto o el producto que fabrico, me permita hacerlo de una forma más eficiente que baje la base de costes?

¿Por qué? Es una gran pregunta.  ¿Por qué hacemos las cosas así? ¿Hay una forma diferente de hacerlas? Es muy habitual en las empresas que se hayan ido aplicando cambios sin tocar, sin embargo, los procesos. Seguro que, si nos hacemos esta pregunta, no sólo aflorarán bolsas de ahorro y eficiencia sino una mejor forma de prestar el servicio. Además de reducir los costes, te llevas como plus una oportunidad para innovar y ofrecer un valor añadido diferencial.

Mira a tu alrededor, hay toda una serie de tecnologías que pueden hacerte la vida más fácil y barata. El avance tecnológico de la última década ha proporcionado soluciones innovadoras como la inteligencia artificial, el Internet de las Cosas (IoT) y la computación en la nube, por ejemplo, que pueden significar una notable reducción en los costes operativos.

Si eres una empresa mediana y estás leyendo esto, no te asustes, esto también es para ti, aunque la idea de incorporar estas tecnologías avanzadas puede parecer algo reservado para las grandes corporaciones. Las empresas medianas tienen la agilidad y la flexibilidad a su favor.

Por ejemplo, recientemente, Cuatrecasas, ha iniciado un proyecto piloto enfocado en la aplicación de inteligencia artificial generativa a los servicios legales. El principal objetivo de esta iniciativa es determinar las áreas donde la tecnología puede optimizar la prestación de servicios jurídicos como, por ejemplo, para facilitar la elaboración de documentos legales y la búsqueda eficiente de información jurídica relevante y en el análisis documental. Al cambiar su forma de operar gana agilidad, rapidez y mayor precisión y no sólo ahorrará costes por destinar a sus abogados a tareas de mayor valor añadido, sino que también es probable que experimente una mejora en la calidad del servicio al cliente.

Hay que aprovechar las ventajas de la era digital para combatir los desafíos económicos del presente. Porque, como dice el viejo adagio: «Renovarse o morir». Y en tiempos de inflación, renovarse con tecnología podría ser la clave para prosperar.

Aplica tecnología. La inflación no nos da tregua desde hace ya tiempo. El IPC se dispara en septiembre hasta el 3,5%, con datos del INE, sobre todo por el encarecimiento de la electricidad y los carburantes y, según el Banco de España hasta 2025 no veremos una caída significativa. Agotador. Otra vuelta más en el ciclo crece inflación-me suben los costes-subo precios-sigue subiendo inflación-suben todavía más los costes-vuelvo a subir precios-me caen las ventas-baja el beneficio.

En este círculo infernal están hoy en día muchas empresas, especialmente afectadas aquellas cuya evolución de los costes está ligada a la inflación. Una forma altamente efectiva de romper estas dinámicas perversas es cambiar estructuralmente alguno de tus procesos, particularmente uno que sea muy consumidor de recursos: ¿Cómo puedo hacer las cosas de una forma distinta que, sin perjudicar el servicio que presto o el producto que fabrico, me permita hacerlo de una forma más eficiente que baje la base de costes?

¿Por qué? Es una gran pregunta.  ¿Por qué hacemos las cosas así? ¿Hay una forma diferente de hacerlas? Es muy habitual en las empresas que se hayan ido aplicando cambios sin tocar, sin embargo, los procesos. Seguro que, si nos hacemos esta pregunta, no sólo aflorarán bolsas de ahorro y eficiencia sino una mejor forma de prestar el servicio. Además de reducir los costes, te llevas como plus una oportunidad para innovar y ofrecer un valor añadido diferencial.

Mira a tu alrededor, hay toda una serie de tecnologías que pueden hacerte la vida más fácil y barata. El avance tecnológico de la última década ha proporcionado soluciones innovadoras como la inteligencia artificial, el Internet de las Cosas (IoT) y la computación en la nube, por ejemplo, que pueden significar una notable reducción en los costes operativos.

Si eres una empresa mediana y estás leyendo esto, no te asustes, esto también es para ti, aunque la idea de incorporar estas tecnologías avanzadas puede parecer algo reservado para las grandes corporaciones. Las empresas medianas tienen la agilidad y la flexibilidad a su favor.

Por ejemplo, recientemente, Cuatrecasas, ha iniciado un proyecto piloto enfocado en la aplicación de inteligencia artificial generativa a los servicios legales. El principal objetivo de esta iniciativa es determinar las áreas donde la tecnología puede optimizar la prestación de servicios jurídicos como, por ejemplo, para facilitar la elaboración de documentos legales y la búsqueda eficiente de información jurídica relevante y en el análisis documental. Al cambiar su forma de operar gana agilidad, rapidez y mayor precisión y no sólo ahorrará costes por destinar a sus abogados a tareas de mayor valor añadido, sino que también es probable que experimente una mejora en la calidad del servicio al cliente.

Hay que aprovechar las ventajas de la era digital para combatir los desafíos económicos del presente. Porque, como dice el viejo adagio: «Renovarse o morir». Y en tiempos de inflación, renovarse con tecnología podría ser la clave para prosperar.

Publicado por primera vez en La Voz de Galicia el 1 de Octubre de 2023.

Para ir a la versión web, pulsa aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *