2022: toca reinventar la organización

El 2022 marca un año de reinventar las organizaciones. A nivel macro, se espera una recuperación económica y posibles cambios en las políticas de estímulo de la Fed. En el plano empresarial, la pandemia ha acelerado una revolución organizativa. Para adaptarse, las empresas deben enfocarse en tres aspectos clave:

Nuevo Liderazgo: Es esencial que los líderes empresariales identifiquen cambios sociales, tecnológicos y normativos. Se requiere un liderazgo que entienda cómo aprovechar oportunidades en este nuevo ecosistema competitivo. Además, el reciente cambio en los roles de liderazgo en grandes empresas señala una renovación en marcha.

Modelo Organizativo Diferente: Las estructuras organizativas actuales, adecuadas para una era industrial, no son aptas para la era digital. La innovación es crucial para la supervivencia. Las empresas del futuro operarán con velocidad, simplicidad y un enfoque constante en el aprendizaje y la innovación. Se necesita una mentalidad ágil, procesos escalables y estructuras más planas.

Espacio Físico Adaptado: El modelo de trabajo tradicional, presencial y con gestión analógica, no favorece la colaboración y la innovación. Las oficinas del futuro, como la nueva sede de Accenture en Madrid, fusionarán tecnología y espacio para fomentar el trabajo colaborativo.

En resumen, para ser competitivas, las empresas deben transformarse profundamente. Los retos actuales podrían dar lugar a los futuros «unicornios» del negocio, similares a cómo surgieron Airbnb, Slack y Uber tras la Gran Recesión.