Los expertos apuestan por las energías renovables y el autoconsumo como la única vía para reducir el coste

Entrevista para el ABC

Los últimos años han supuesto un antes y un después para el medio ambiente y, por ende, para el sector energético. El cambio climático, los dos años de pandemia, la crisis energética que ya veníamos arrastrando acentuada por el conflicto tras la invasión de Ucrania. Muchos son los factores que han alterado las reglas del juego y el tablero en el que nos movemos actualmente. Leyes de transición energética o de regulaciones están a la orden del día, no obstante, hay varias claves para entender mejor cuál es la situación a la que nos enfrentamos y los caminos que se están eligiendo y deberíamos tomar.

Mucho se está escribiendo y debatiendo sobre la capacidad de un país en general -y de España en concreto- para encaminarse hacia la autosuficiencia energética.

Cada país es un caso aislado debido a los recursos con los que parte desde un inicio; no obstante, en el caso concreto de nuestro país, la idea parece que es complicada, aunque se están tomando las medidas necesarias para conseguir una mayor independencia.

«La autosuficiencia energética es complicada en un país como España. Se trata de un país pequeño y, sin embargo, para el nuevo modelo energético estamos siendo pioneros. Estamos apostando por un modelo renovable, por el hidrógeno verde, por nuevas formas como biogás o biometano…, estamos al compás de los tiempos que se están marcando y en el marco europeo somos líderes», afirma Nacho Bautista, CEO y fundador de Fundeen, plataforma fintech que permite a los ciudadanos interesados invertir en proyectos medioambientalmente sostenibles y recibir beneficios de sus inversiones.

Actualmente, el mercado energético español es una mezcla de todas muchas energías que permiten abastecer la demanda de ellas por parte de la población. En este sentido, los últimos años han sido un verdadero espaldarazo a las energías renovables, las cuales han adquirido un gran protagonismo y, en ciertas horas del día, pueden sostener el total de esta demanda.

«Estamos en un punto en el que se está integrando mucha renovable al mercado energético en España. Cuando surge esto, los precios bajan», señala el creador de Fundeen. Un análisis en el que también se postula Alejandro del Amo, CEO y fundador de Abora Solar, la compañía que ha creado el panel solar híbrido más eficiente del mundo.

Limitación del precio del gas

«La problemática que tenemos en España es que se necesita un mix energético de varias energías. Lo ideal sería depender 100% de las energías renovables, pero eso es inviable. Limitar el precio del gas es un paso importante a corto plazo para reducir el precio, pero el fin no es ese. El camino debe estar en generar la máxima energía renovable posible, descentralizar las renovables e incentivar a que los propietarios de viviendas o de industrias, hoteles… puedan generar su propia energía (de electricidad y calor)», analiza el creador de la empresa con origen en Zaragoza Abora Solar.

Un incremento en la generación de esta energía renovable no sirve de nada si el sistema no apuesta de manera decidida por establecer una infraestructura asentada y potente de almacenamiento de la misma.

«La decisión debe ser el almacenamiento y la interconexión entre territorios. España tiene una capacidad de generación energética que interesa en toda Europa y eso es importante. En este sentido, necesitamos territorios y demandas más amplias que lo que puede ser España y por eso las interconexiones son muy importantes para que cada vez podamos ser más autosuficientes en Europa como conjunto. La llegada del almacenamiento energético, ya sea en baterías o de hidrógeno verde, ayudará mucho a ahondar en ello», detalla Bautista.

Todo ello bajo un entorno de uso racional de los recursos por parte de todos los actores involucrados (tanto a nivel personal como profesional). «Desde lo más sencillo como el uso de los electrodomésticos eficientes, preferiblemente etiqueta A, a mantener la calefacción entre 20-24 grados, o el uso de los LEDs en vez de lámparas o bombillas convencionales (hasta un 80% de ahorro energético respecto a la iluminación tradicional)», pone sobre la mesa Susana Quintás, Senior Advisor de Metrikus en España. La proptech ha experimentado gracias a sus soluciones tecnológicas cómo desde un punto de vista de usuario la sociedad tiene un papel capital a la hora de utilizar de la mejor forma posible los recursos energéticos. La llegada de la pandemia ha sido un antes y un después para concienciar a la sociedad de cómo disponer de ellos de una manera sostenible, racional y ahorrativa.

Un factor determinante que no podría haberse desarrollado de esta manera sin el avance de la tecnología en el sector. Por ejemplo, Susana Quintás, de Metrikus, destaca que «los edificios son responsables del 40% de consumo energético en la Unión Europea», por lo que compañías proptech como la suya desempeñan un papel de relevancia al cambiar la gestión de un edificio para maximizar los recursos con su uso habitual. Así, la tecnología permite ahorrar en el consumo de calefacción o electricidad en base a comportamientos pasados, estableciendo analítica predictiva que organice nuestro ahorro futuro.

Mayor interés y concienciación social

Si bien es cierto que entender cómo funciona el entramado del sistema energético es una tarea compleja; los últimos tiempos han elevado el interés de particulares y empresas en ello. No solo desde una perspectiva ahorrativa, sino también con el ánimo de mantener un mundo más limpio y verde.

«A nivel empresarial, de forma muy generalizada, lo que se percibe es la reducción de márgenes inducida por la espiral inflacionista. Hay un foco importante en la reducción de costes, especialmente los de la energía. En estos momentos, percibimos una activación clara a reducir los consumos y avanzar hacia una mayor eficiencia energética», afirma la directiva de Metrikus Susana Quintás.

Un punto de vista que comparten desde Abora Solar con un aumento muy destacado en la demanda de paneles solares. «Hay un mayor incremento de demanda en nuestros paneles. Las renovables solo si son rentables se instalan y nosotros hemos aumentado esa rentabilidad. Este año en el primer trimestre hemos tenido un crecimiento del 800% respecto al primer trimestre del año pasado y el año pasado tuvimos un 300% de ventas mayor que el anterior», concreta Alejandro del Amo.

Una concienciación que también se ve reflejada con la creación de proyectos de inversión local mediante los cuales se produce una cohesión entre renovables y proyectos con territorios. Fundeen ha puesto en marcha los primeros proyectos de este tipo en España.

Trabajos en los que se está poniendo el acento, según señala Nacho Bautista por dos motivos. Por un lado, combatir el impacto negativo de la instalación de proyectos en una zona concreta cuando la rentabilidad final será para un actor financiero externo, ajeno a este territorio. «Así, el beneficio económico se reparte también con la gente que vive en estas zonas. No solo mediante el pago de tasas, sino que directamente la población puede beneficiarse participando de esa explotación de los recursos naturales de la zona», afirma Bautista.

Por otro, involucrar a la ciudadanía en el sector energético. «Es un sector en el que la población vive muy desconectada y esto ayuda a que entiendan cómo funciona sus porqués. El consumo inteligente no viene solo por la tecnología, sino porque la población esté concienciada y pueda gestionar de la mejor manera su consumo», finaliza.

Para ir a la entrevista original pulsa aquí

Publicado por primera vez en ABC el 30 de Junio de 2022.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.