Foto de Susana Quintás y Joaquina Garrido de un post de linkedin del Observatorio Inmobiliario

Entrevista a Susana Quintás y Joaquina Garrido en el Observatorio Inmobiliario “Las oficinas van más allá de lo físico y ya son ecosistemas multigeneracionales y sostenibles”

IFMA España, capítulo español de la International Facility Management Association,  lanzó a finales del  año pasado la primera edición del Playbook de la Oficina Sostenible, un libro blanco que define cómo debe ser una  oficina sostenible desarrollando de manera integral los criterios ambientales, sociales y de gobernanza.  Las codirectoras de este proyecto de más de 300 páginas y que cuenta con la opinión de reputados expertos, así como ejemplos, son Susana Quintás, Directora de la Comisión de Sostenibilidad de IFMA España, y Joaquina Garrido, Vocal de la Junta Directiva de IFMA España y Sponsor de la Comisión de Workplace y Personas de IFMA España. En esta entrevista nos explican qué es una oficina sostenible atendiendo a criterios ESG, que es mucho más que una oficina verde.

  • ¿Cómo se está consolidando el papel de las oficinas físicas en el nuevo entorno de trabajo híbrido?

Lo más importante es encontrar un equilibrio entre la colaboración presencial y la flexibilidad remota, para los profesionales y para la empresa. Para ello es necesario crear espacios que sirvan como centros de socialización para los empleados en esta era del trabajo flexible.  La gran paradoja del teletrabajo es que aumenta la productividad pero puede poner la creatividad en modo avión, por eso avanzamos hacia un mundo de espacios fluidos donde se fusiona lo físico y lo digital.

Estamos convencidas de que la oficina es más relevante que nunca. Pero atención, no hablamos de cualquier oficina. Nos referimos a un lugar transformador, un espacio de encuentro, un lugar al que ir, un espacio para la socialización, para la interacción, para el aprendizaje y la atracción y retención del talento.

  • ¿Vamos pues hacia un nuevo modelo de oficina. ¿Cómo es ese espacio?

Es un espacio donde las compañías buscan generar impacto y marca, reflejar los valores de la empresa y producir un efecto “wow” en empleados y clientes. La oficina física en el nuevo entorno de trabajo es una oficina sostenible. Y, por supuesto, la oficina en este nuevo paradigma laboral abraza la sostenibilidad.

En IFMA España la visualizamos como un espacio digital y tecnológicamente habilitado, que impulsa un entorno productivo y multigeneracional, favoreciendo la colaboración y el cruce de caminos entre distintas áreas y generaciones. Un espacio donde la tríada del medioambiente, las personas y los resultados económicos se unen armónicamente, conectados por la elegante danza de la tecnología. Así es la oficina del futuro: un lugar donde trabajar se siente, más que nunca, como una parte enriquecedora de la vida

  • ¿De qué manera se están transformando los servicios de facility management en este nuevo contexto?

El FM ha dejado de considerarse un departamento de apoyo y centro de costes, para ser visto como una parte estratégica en la cultura empresarial y alineada con los objetivos empresariales. En este sentido, los Facility managers  más innovadores marcan la pauta a los demás con equipos multidisciplinarios y diversos para fomentar la creatividad y la innovación.

  • ¿Y cuáles son las funciones que deben asumir los profesionales del Facility Management?

Deben estar centrados en la experiencia y bienestar de los usuarios, utilizando datos y análisis para la toma de decisiones. Deben tener la capacidad para gestionar espacios flexibles y adaptables a las necesidades de las compañías y saber dar respuesta a los modelos de trabajo híbrido.  Y deben estar comprometidos con la sostenibilidad y la eficiencia energética y entender que la tecnología es la manera para poder gestionar su área adecuadamente. 

Los profesionales del Facility Management deben ser proactivos, muy orientados a la innovación y capaces de adaptarse a un entorno de constante cambio y buscan el equilibrio entre eficiencia operativa, sostenibilidad y experiencia/bienestar del usuario.

  • ¿Qué peso están teniendo la sostenibilidad en estos nuevos servicios?

Si queremos descarbonizar el planeta, debemos tener en cuenta que los edificios consumen el 40% del total de la energía y son responsables del 36% de las emisiones.  Es más, dos terceras partes del consumo se produce en el día a día de la gestión de los edificios.

La gestión sostenible de los edificios minimiza el impacto negativo en el medio ambiente (aspecto E de la sostenibilidad), se maximiza el bienestar de los empleados, (atendiendo al aspecto Social de la sostenibilidad) y se contribuye directamente a la cuenta de resultados de la empresa y el valor de la cartera inmobiliaria (aspecto G de la sostenibilidad).  Por tanto, la sostenibilidad se convierte sin duda en un intangible con una alta capacidad de impacto en la reputación de las compañías y su competitividad.

  • ¿Cuáles son los servicios más demandados por los usuarios para hacer más atractivo acudir a la oficina?.

Para que la oficina se convierta en un espacio irresistible para los usuarios, debe contar con una serie de características y servicios que la distingan. Entre los más apreciados se encuentran ambientes de alta calidad, abundante luz natural y una conectividad ininterrumpida. Además, es esencial disponer de zonas específicamente diseñadas para fomentar la colaboración, el aprendizaje y la relajación. La oficina moderna va más allá de ser solo un lugar de trabajo; debe ser un espacio pensado y moldeado en torno a las necesidades y preferencias de quienes la ocupan.

El objetivo es mejorar significativamente el confort y bienestar de los empleados, ya que esto tiene un impacto directo en la capacidad de la empresa para atraer y retener talento. Al ofrecer estos servicios y características distintivas, la oficina se transforma en un lugar donde las personas no solo quieren trabajar, sino que realmente disfrutan estando allí.

¿Qué ventajas económicas tiene una oficina sostenible?

El playbook aboga por una sostenibilidad rentable, de manera que, el impulso de los objetivos de desarrollo sostenible tiene impactos positivos en múltiples ámbitos, también en el financiero. La gestión en tiempo real en espacios de oficinas flexibles conduce a la disminución de los gastos de energía, identifican con claridad más allá de la intuición el espacio de verdad necesario y el uso del mismo con ahorros muy sustanciales en la línea de alquiler.

La gestión en tiempo real de aspectos como el nivel de ruido o la calidad de aire repercuten de manera directa en la salud y las bajas laborales así como inducen un aumento de la productividad. Es necesario avanzar en conceptos que están ya maduros en otros ámbitos como el retorno sobre la inversión, más allá del mero gasto.

¿Cuáles son las tecnologías que están transformando la gestión de los espacios de oficinas?.

En el Playbook de la Oficina Sostenible, hablamos mucho de tecnología. De hecho, la oficina sostenible es, necesariamente, un lugar habilitado para la tecnología. A las oficinas les impactan las mismas tecnologías disruptivas que a cualquier otro sector: la inteligencia artificial de desde la inteligencia artificial every day hasta la AI game changing que permite innovar, la migración a la nube y, sobre todo, el IoT, el mundo de la sensórica.

Desde la conceptualización de los nuevos edificios de oficinas hasta su construcción, la aparición de nuevos estándares, como el BIM y la incorporación del IoT, ha cambiado la forma en que diseñamos entornos de trabajo. Ya no sólo buscamos que sean útiles, sino que sean funcionales y que se adapten a las necesidades de cada momento. Las oficinas se convierten en grandes zonas configurables que favorezcan la interacción entre equipos y que puedan volver a adaptarse/configurarse y la tecnología debe estar integrada para que el espacio responda a las necesidades.

-¿Qué importancia tiene la gestión de datos?

Es crucial dirigir nuestra atención hacia la sostenibilidad a través de la conexión de datos, involucrando a los empleados dentro del sistema mismo y proporcionándoles un ecosistema listo para abordar cualquier eventualidad. Además, no debemos pasar por alto que en la actualidad, el entorno laboral demanda una toma de decisiones respaldada por datos, donde la información en tiempo real se ha vuelto imprescindible y las tecnologías disruptivas son una parte integral del espacio construido. Si enlazamos datos de IoT con la analítica predictiva, podemos llegar además a reducciones en consumos de energía, en limpieza y otros.

¿Y la Inteligencia artificial?

No podemos olvidarnos de  la Inteligencia Artificial generativa que puede ser tremendamente útil en la gestión del día a día del mundo del Facility Management en la oficina automatizando tareas administrativas, generando insights, soporte técnico etc.

“Las oficinas van más allá de lo físico y ya son ecosistemas multigeneracionales y sostenibles”

IFMA España, capítulo español de la International Facility Management Association,  lanzó a finales del  año pasado la primera edición del Playbook de la Oficina Sostenible, un libro blanco que define cómo debe ser una  oficina sostenible desarrollando de manera integral los criterios ambientales, sociales y de gobernanza.  Las codirectoras de este proyecto de más de 300 páginas y que cuenta con la opinión de reputados expertos, así como ejemplos, son Susana Quintás, Directora de la Comisión de Sostenibilidad de IFMA España, y Joaquina Garrido, Vocal de la Junta Directiva de IFMA España y Sponsor de la Comisión de Workplace y Personas de IFMA España. En esta entrevista nos explican qué es una oficina sostenible atendiendo a criterios ESG, que es mucho más que una oficina verde.

  • ¿Cómo se está consolidando el papel de las oficinas físicas en el nuevo entorno de trabajo híbrido?

Lo más importante es encontrar un equilibrio entre la colaboración presencial y la flexibilidad remota, para los profesionales y para la empresa. Para ello es necesario crear espacios que sirvan como centros de socialización para los empleados en esta era del trabajo flexible.  La gran paradoja del teletrabajo es que aumenta la productividad pero puede poner la creatividad en modo avión, por eso avanzamos hacia un mundo de espacios fluidos donde se fusiona lo físico y lo digital.

Estamos convencidas de que la oficina es más relevante que nunca. Pero atención, no hablamos de cualquier oficina. Nos referimos a un lugar transformador, un espacio de encuentro, un lugar al que ir, un espacio para la socialización, para la interacción, para el aprendizaje y la atracción y retención del talento.

  • ¿Vamos pues hacia un nuevo modelo de oficina. ¿Cómo es ese espacio?

Es un espacio donde las compañías buscan generar impacto y marca, reflejar los valores de la empresa y producir un efecto “wow” en empleados y clientes. La oficina física en el nuevo entorno de trabajo es una oficina sostenible. Y, por supuesto, la oficina en este nuevo paradigma laboral abraza la sostenibilidad.

En IFMA España la visualizamos como un espacio digital y tecnológicamente habilitado, que impulsa un entorno productivo y multigeneracional, favoreciendo la colaboración y el cruce de caminos entre distintas áreas y generaciones. Un espacio donde la tríada del medioambiente, las personas y los resultados económicos se unen armónicamente, conectados por la elegante danza de la tecnología. Así es la oficina del futuro: un lugar donde trabajar se siente, más que nunca, como una parte enriquecedora de la vida

  • ¿De qué manera se están transformando los servicios de facility management en este nuevo contexto?

El FM ha dejado de considerarse un departamento de apoyo y centro de costes, para ser visto como una parte estratégica en la cultura empresarial y alineada con los objetivos empresariales. En este sentido, los Facility managers  más innovadores marcan la pauta a los demás con equipos multidisciplinarios y diversos para fomentar la creatividad y la innovación.

  • ¿Y cuáles son las funciones que deben asumir los profesionales del Facility Management?

Deben estar centrados en la experiencia y bienestar de los usuarios, utilizando datos y análisis para la toma de decisiones. Deben tener la capacidad para gestionar espacios flexibles y adaptables a las necesidades de las compañías y saber dar respuesta a los modelos de trabajo híbrido.  Y deben estar comprometidos con la sostenibilidad y la eficiencia energética y entender que la tecnología es la manera para poder gestionar su área adecuadamente. 

Los profesionales del Facility Management deben ser proactivos, muy orientados a la innovación y capaces de adaptarse a un entorno de constante cambio y buscan el equilibrio entre eficiencia operativa, sostenibilidad y experiencia/bienestar del usuario.

  • ¿Qué peso están teniendo la sostenibilidad en estos nuevos servicios?

Si queremos descarbonizar el planeta, debemos tener en cuenta que los edificios consumen el 40% del total de la energía y son responsables del 36% de las emisiones.  Es más, dos terceras partes del consumo se produce en el día a día de la gestión de los edificios.

La gestión sostenible de los edificios minimiza el impacto negativo en el medio ambiente (aspecto E de la sostenibilidad), se maximiza el bienestar de los empleados, (atendiendo al aspecto Social de la sostenibilidad) y se contribuye directamente a la cuenta de resultados de la empresa y el valor de la cartera inmobiliaria (aspecto G de la sostenibilidad).  Por tanto, la sostenibilidad se convierte sin duda en un intangible con una alta capacidad de impacto en la reputación de las compañías y su competitividad.

  • ¿Cuáles son los servicios más demandados por los usuarios para hacer más atractivo acudir a la oficina?.

Para que la oficina se convierta en un espacio irresistible para los usuarios, debe contar con una serie de características y servicios que la distingan. Entre los más apreciados se encuentran ambientes de alta calidad, abundante luz natural y una conectividad ininterrumpida. Además, es esencial disponer de zonas específicamente diseñadas para fomentar la colaboración, el aprendizaje y la relajación. La oficina moderna va más allá de ser solo un lugar de trabajo; debe ser un espacio pensado y moldeado en torno a las necesidades y preferencias de quienes la ocupan.

El objetivo es mejorar significativamente el confort y bienestar de los empleados, ya que esto tiene un impacto directo en la capacidad de la empresa para atraer y retener talento. Al ofrecer estos servicios y características distintivas, la oficina se transforma en un lugar donde las personas no solo quieren trabajar, sino que realmente disfrutan estando allí.

¿Qué ventajas económicas tiene una oficina sostenible?

El playbook aboga por una sostenibilidad rentable, de manera que, el impulso de los objetivos de desarrollo sostenible tiene impactos positivos en múltiples ámbitos, también en el financiero. La gestión en tiempo real en espacios de oficinas flexibles conduce a la disminución de los gastos de energía, identifican con claridad más allá de la intuición el espacio de verdad necesario y el uso del mismo con ahorros muy sustanciales en la línea de alquiler.

La gestión en tiempo real de aspectos como el nivel de ruido o la calidad de aire repercuten de manera directa en la salud y las bajas laborales así como inducen un aumento de la productividad. Es necesario avanzar en conceptos que están ya maduros en otros ámbitos como el retorno sobre la inversión, más allá del mero gasto.

¿Cuáles son las tecnologías que están transformando la gestión de los espacios de oficinas?.

En el Playbook de la Oficina Sostenible, hablamos mucho de tecnología. De hecho, la oficina sostenible es, necesariamente, un lugar habilitado para la tecnología. A las oficinas les impactan las mismas tecnologías disruptivas que a cualquier otro sector: la inteligencia artificial de desde la inteligencia artificial every day hasta la AI game changing que permite innovar, la migración a la nube y, sobre todo, el IoT, el mundo de la sensórica.

Desde la conceptualización de los nuevos edificios de oficinas hasta su construcción, la aparición de nuevos estándares, como el BIM y la incorporación del IoT, ha cambiado la forma en que diseñamos entornos de trabajo. Ya no sólo buscamos que sean útiles, sino que sean funcionales y que se adapten a las necesidades de cada momento. Las oficinas se convierten en grandes zonas configurables que favorezcan la interacción entre equipos y que puedan volver a adaptarse/configurarse y la tecnología debe estar integrada para que el espacio responda a las necesidades.

-¿Qué importancia tiene la gestión de datos?

Es crucial dirigir nuestra atención hacia la sostenibilidad a través de la conexión de datos, involucrando a los empleados dentro del sistema mismo y proporcionándoles un ecosistema listo para abordar cualquier eventualidad. Además, no debemos pasar por alto que en la actualidad, el entorno laboral demanda una toma de decisiones respaldada por datos, donde la información en tiempo real se ha vuelto imprescindible y las tecnologías disruptivas son una parte integral del espacio construido. Si enlazamos datos de IoT con la analítica predictiva, podemos llegar además a reducciones en consumos de energía, en limpieza y otros.

¿Y la Inteligencia artificial?

No podemos olvidarnos de  la Inteligencia Artificial generativa que puede ser tremendamente útil en la gestión del día a día del mundo del Facility Management en la oficina automatizando tareas administrativas, generando insights, soporte técnico etc.

“Las oficinas van más allá de lo físico y ya son ecosistemas multigeneracionales y sostenibles”

IFMA España, capítulo español de la International Facility Management Association,  lanzó a finales del  año pasado la primera edición del Playbook de la Oficina Sostenible, un libro blanco que define cómo debe ser una  oficina sostenible desarrollando de manera integral los criterios ambientales, sociales y de gobernanza.  Las codirectoras de este proyecto de más de 300 páginas y que cuenta con la opinión de reputados expertos, así como ejemplos, son Susana Quintás, Directora de la Comisión de Sostenibilidad de IFMA España, y Joaquina Garrido, Vocal de la Junta Directiva de IFMA España y Sponsor de la Comisión de Workplace y Personas de IFMA España. En esta entrevista nos explican qué es una oficina sostenible atendiendo a criterios ESG, que es mucho más que una oficina verde.

        ¿Cómo se está consolidando el papel de las oficinas físicas en el nuevo entorno de trabajo híbrido?

Lo más importante es encontrar un equilibrio entre la colaboración presencial y la flexibilidad remota, para los profesionales y para la empresa. Para ello es necesario crear espacios que sirvan como centros de socialización para los empleados en esta era del trabajo flexible.  La gran paradoja del teletrabajo es que aumenta la productividad pero puede poner la creatividad en modo avión, por eso avanzamos hacia un mundo de espacios fluidos donde se fusiona lo físico y lo digital.

Estamos convencidas de que la oficina es más relevante que nunca. Pero atención, no hablamos de cualquier oficina. Nos referimos a un lugar transformador, un espacio de encuentro, un lugar al que ir, un espacio para la socialización, para la interacción, para el aprendizaje y la atracción y retención del talento.

        ¿Vamos pues hacia un nuevo modelo de oficina. ¿Cómo es ese espacio?

Es un espacio donde las compañías buscan generar impacto y marca, reflejar los valores de la empresa y producir un efecto “wow” en empleados y clientes. La oficina física en el nuevo entorno de trabajo es una oficina sostenible. Y, por supuesto, la oficina en este nuevo paradigma laboral abraza la sostenibilidad.

En IFMA España la visualizamos como un espacio digital y tecnológicamente habilitado, que impulsa un entorno productivo y multigeneracional, favoreciendo la colaboración y el cruce de caminos entre distintas áreas y generaciones. Un espacio donde la tríada del medioambiente, las personas y los resultados económicos se unen armónicamente, conectados por la elegante danza de la tecnología. Así es la oficina del futuro: un lugar donde trabajar se siente, más que nunca, como una parte enriquecedora de la vida

        ¿De qué manera se están transformando los servicios de facility management en este nuevo contexto?

El FM ha dejado de considerarse un departamento de apoyo y centro de costes, para ser visto como una parte estratégica en la cultura empresarial y alineada con los objetivos empresariales. En este sentido, los Facility managers  más innovadores marcan la pauta a los demás con equipos multidisciplinarios y diversos para fomentar la creatividad y la innovación.

        ¿Y cuáles son las funciones que deben asumir los profesionales del Facility Management?

Deben estar centrados en la experiencia y bienestar de los usuarios, utilizando datos y análisis para la toma de decisiones. Deben tener la capacidad para gestionar espacios flexibles y adaptables a las necesidades de las compañías y saber dar respuesta a los modelos de trabajo híbrido.  Y deben estar comprometidos con la sostenibilidad y la eficiencia energética y entender que la tecnología es la manera para poder gestionar su área adecuadamente. 

Los profesionales del Facility Management deben ser proactivos, muy orientados a la innovación y capaces de adaptarse a un entorno de constante cambio y buscan el equilibrio entre eficiencia operativa, sostenibilidad y experiencia/bienestar del usuario.

        ¿Qué peso están teniendo la sostenibilidad en estos nuevos servicios?

Si queremos descarbonizar el planeta, debemos tener en cuenta que los edificios consumen el 40% del total de la energía y son responsables del 36% de las emisiones.  Es más, dos terceras partes del consumo se produce en el día a día de la gestión de los edificios.

La gestión sostenible de los edificios minimiza el impacto negativo en el medio ambiente (aspecto E de la sostenibilidad), se maximiza el bienestar de los empleados, (atendiendo al aspecto Social de la sostenibilidad) y se contribuye directamente a la cuenta de resultados de la empresa y el valor de la cartera inmobiliaria (aspecto G de la sostenibilidad).  Por tanto, la sostenibilidad se convierte sin duda en un intangible con una alta capacidad de impacto en la reputación de las compañías y su competitividad.

        ¿Cuáles son los servicios más demandados por los usuarios para hacer más atractivo acudir a la oficina?.

Para que la oficina se convierta en un espacio irresistible para los usuarios, debe contar con una serie de características y servicios que la distingan. Entre los más apreciados se encuentran ambientes de alta calidad, abundante luz natural y una conectividad ininterrumpida. Además, es esencial disponer de zonas específicamente diseñadas para fomentar la colaboración, el aprendizaje y la relajación. La oficina moderna va más allá de ser solo un lugar de trabajo; debe ser un espacio pensado y moldeado en torno a las necesidades y preferencias de quienes la ocupan.

El objetivo es mejorar significativamente el confort y bienestar de los empleados, ya que esto tiene un impacto directo en la capacidad de la empresa para atraer y retener talento. Al ofrecer estos servicios y características distintivas, la oficina se transforma en un lugar donde las personas no solo quieren trabajar, sino que realmente disfrutan estando allí.

¿Qué ventajas económicas tiene una oficina sostenible?

El playbook aboga por una sostenibilidad rentable, de manera que, el impulso de los objetivos de desarrollo sostenible tiene impactos positivos en múltiples ámbitos, también en el financiero. La gestión en tiempo real en espacios de oficinas flexibles conduce a la disminución de los gastos de energía, identifican con claridad más allá de la intuición el espacio de verdad necesario y el uso del mismo con ahorros muy sustanciales en la línea de alquiler.

La gestión en tiempo real de aspectos como el nivel de ruido o la calidad de aire repercuten de manera directa en la salud y las bajas laborales así como inducen un aumento de la productividad. Es necesario avanzar en conceptos que están ya maduros en otros ámbitos como el retorno sobre la inversión, más allá del mero gasto.

¿Cuáles son las tecnologías que están transformando la gestión de los espacios de oficinas?.

En el Playbook de la Oficina Sostenible, hablamos mucho de tecnología. De hecho, la oficina sostenible es, necesariamente, un lugar habilitado para la tecnología. A las oficinas les impactan las mismas tecnologías disruptivas que a cualquier otro sector: la inteligencia artificial de desde la inteligencia artificial every day hasta la AI game changing que permite innovar, la migración a la nube y, sobre todo, el IoT, el mundo de la sensórica.

Desde la conceptualización de los nuevos edificios de oficinas hasta su construcción, la aparición de nuevos estándares, como el BIM y la incorporación del IoT, ha cambiado la forma en que diseñamos entornos de trabajo. Ya no sólo buscamos que sean útiles, sino que sean funcionales y que se adapten a las necesidades de cada momento. Las oficinas se convierten en grandes zonas configurables que favorezcan la interacción entre equipos y que puedan volver a adaptarse/configurarse y la tecnología debe estar integrada para que el espacio responda a las necesidades.

-¿Qué importancia tiene la gestión de datos?

Es crucial dirigir nuestra atención hacia la sostenibilidad a través de la conexión de datos, involucrando a los empleados dentro del sistema mismo y proporcionándoles un ecosistema listo para abordar cualquier eventualidad. Además, no debemos pasar por alto que en la actualidad, el entorno laboral demanda una toma de decisiones respaldada por datos, donde la información en tiempo real se ha vuelto imprescindible y las tecnologías disruptivas son una parte integral del espacio construido. Si enlazamos datos de IoT con la analítica predictiva, podemos llegar además a reducciones en consumos de energía, en limpieza y otros.

¿Y la Inteligencia artificial?

No podemos olvidarnos de  la Inteligencia Artificial generativa que puede ser tremendamente útil en la gestión del día a día del mundo del Facility Management en la oficina automatizando tareas administrativas, generando insights, soporte técnico etc.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *